Doctor Carlos Allende

Primer centro argentino para niños muy inteligentes y sus padres

(5411) 4823-4182 o (15) 5730-7629

Niños inteligentes y las computadoras

Dr. Carlos Allende

Es indudable que la tecnología es una herramienta útil y fundamental en el mundo actual. Los niños muy inteligentes suelen convertirse en expertos en el uso de computadoras y teléfonos, e incluso los menores de dos años pueden imitar a los adultos que los rodean en el uso de pantallas sensibles al tacto. Vemos a niños de muy corta edad que pueden deslizar la pantalla para ver las fotos favoritas o películas de la familia, ajustar el nivel de sonido y seleccionar el icono de los juegos interactivos que quieren jugar y de las canciones que quieren escuchar. Estas actividades son típicamente repetidas y se hacen habituales en su vida cotidiana. Contar con un adulto o con un hermano mayor que los anime, los vea y alabe a medida que se vuelven más independientes, hacer y responder preguntas y expresar comentarios sobre lo que están haciendo, ayudará a los niños en sus investigaciones y apoyará su comprensión. Muchas veces ( las más) él utiliza la máquina para recabar información, aprender todo aquello que está a su alcance e investigar,

¿Es peligroso su uso?

Es la información al alcance de la mano, la buena calidad de las imágenes o la facilidad de uso lo que propicia que los niños y los adultos se atrapen a estas nuevas tecnologías con facilidad. El peligro no reside en su uso, sino en un consumo excesivo y abusivo que puede provocar problemas de atención, trastornos de aprendizaje, dificultades para entablar relaciones, obesidad, o la cada vez más extendida adicción a las nuevas tecnologías.
Así pues, no se trata de frenar la curiosidad de los niños, pero entre la carencia de estímulos y la saturación se tiene que encontrar un punto de equilibrio y sensatez.

La dosificación del uso de ésta preciosa herramienta será tarea de sus padres, procurando, sobre todo en los primeros años, que éste fenómeno sea intercalado con el uso u la manipulación de los libros, juegos didácticos , relato de cuentos, paseos etc. así como la precoz enseñanza de la lectoescritura, que ellos solos requerirán, y les permitirá el acceso a un tipo de conocimiento mas personalizado y a la creación de engramas psíquicos que serán de gran utilidad para el mayor desarrollo de su inteligencia.