Doctor Carlos Allende

Primer centro argentino para niños muy inteligentes y sus padres

(5411) 4823-4182 o (15) 5730-7629

Música e inteligencia

Dr. Carlos Allende

El crecimiento del cerebro de un niño parte de la experiencia y ejercicio que reciba. La vista, el oído, el tacto, el gusto, y el olfato estimulan las conexiones de las células cerebrales (llamadas sinapsis) y crean miles más. Entre más complejas sean estas conexiones, mas “inteligente” será el niño. Cuando se le otorga a un niño estimulación temprana y un amplio rango de experiencias se puede acelerar el desarrollo del cerebro. La música, como cualquier expresión artística estimula su sensibilidad y su desarrollo cognitivo, permitiendo aumentar los distintos caminos del pensamiento y de los procesos asociativos.

La educación musical temprana, es decir, en niños de 2 a 5 años aproximadamente, tiene como objetivo el descubrimiento y desarrollo de las capacidades expresivas, musicales y psicomotoras del niño, que permitan posteriormente la elección de un instrumento o bien sólo disfrutarla, según sus preferencias y aptitudes. La música para ellos debe ser un juego de sonidos y expresiones corporales, a través de los movimientos, la sensibilización motriz, visual y auditiva, y el contacto con las fuentes musicales.

En el Instituto Domman de Filadelfia, escuela para padres y niños superdotados, otorgan a los niños desde que nacen diversos estímulos musicales. En general los niños muy inteligentes, buscando sensaciones nuevas, descubren en la música un nuevo referente, ayudando a su ya innata sensibilidad, y constituyéndose en otra herramienta para su desarrollo intelectual.