Doctor Carlos Allende

Primer centro argentino para niños muy inteligentes y sus padres

(5411) 4823-4182 o (15) 5730-7629

Los niños muy inteligentes: La Escuela

Dr. Carlos Allende

La elección del colegio

Primero es necesario recordar que dado que todos los niños muy inteligentes son diferentes y presentan distintas necesidades, éstas deberán ser atendidas en forma particular, y si bien de entrada no necesariamente en forma diferenciada, prestar atención a sus necesidades. Un mismo colegio no funciona para todos los niños y todas las familias. Es importante que haya "sintonía" entre el colegio y el proyecto formativo de los papás, ya que se ha demostrado que los niños rinden mejor cuando ambos caminan en la misma dirección.

El niño debe sentirse cómodo en el ambiente escogido para aprender. La realidad del colegio, su ideario y proyecto educativo deben tener "coherencia" con lo que sucede en casa, desde el punto de vista económico, disciplinario, cultural y religioso. Lo primero que deberíamos hacer es ver la amplitud de criterio de las autoridades y el nivel docente, dándole mas importancia a la sensibilidad que a las capacidades formativas de los mismos. Los niños muy inteligentes ya se diferencian del común debido a sus intereses particulares, a sus logros previos y a la formación con la que acceden al los primeros niveles. Deberemos alertar de éstas características y plantearle a las autoridades cuales son las posibles actitudes que podrán acontecer.

Primeros años educativos

El jardín cumple una función muy importante en el desarrollo del niño, ya que completa la acción educadora de la familia. Los chicos aprenden a compartir con otros, a conocer sus posibilidades y limitaciones, enriquecen su lenguaje, incorporan hábitos, etc. Y todo eso es sumamente beneficioso para su vida y su futuro desempeño en la escuela.

Es en ésta etapa donde mas se manifiesta la diferencia respecto a niños muy inteligentes en relación con sus pares (aspecto que continuará en los primeros años de escolaridad). Ellos generalmente ingresan con conocimientos e intereses culturales, lo cual trae aparejado una serie de conflictos con su entorno, y muchas veces así alejándose de él.

Por ejemplo, Hay casos en los que se les sugerìa a estos niños tareas como animales, colores etc, cuando ellos ya sabían letras, números y especies de fauna. Es aquí donde será de suma importancia el rol docente, procurando aceptar la diversidad, facilitando y estimulando los variados intereses que se le presentarán, sin temor a perder identidad curricular.

El apoyo dentro de la escuela

El rol del docente acompañante es asistir a la maestra de grado, trabajando en equipo, desarrollando estrategias para facilitar el aprendizaje del niño. Acompaña al alumno en forma permanente dentro de la escuela, personalizando las actividades y tareas que brinda la maestra de grado con respecto al aprendizaje formal, así como también es encargada de estimular el vínculo social y afectivo con los compañeros y otras personas intervinientes en su vida escolar.

Como sabemos, los niños muy inteligentes llegan a la escuela con conocimientos avanzados en relación con sus compañeros. Esto muchas veces trae aparejado en él un sentimiento de exclusión y muchas veces de aburrimiento (ver LOS NIÑOS INTELIGENTES Y LA EXCLUSIÓN), ya que lo que sigue su currícula ya lo ha aprendido previamente. Es función de éstos profesionales crear y desarrollar nuevos estímulos para el correcto proceso de integración.

El Recreo

En el aula el niño no puede elegir con quién sentarse, en el patio puede elegir con quién jugar. El aula es un espacio cerrado, el patio es un espacio abierto. En el aula el control es casi total, en el patio es difuso. El recreo significa libertad, el poder ser tal cual se es, es decir el patio de recreo es un espacio para el esparcimiento, la libertad y la diversión, allí no existen restricciones en cambio sí la verdadera expresión del ser.

Ahora bien: también el recreo tiene sus códigos y muchas veces su rutina, "lo que se debe de hacer en el recreo". Los niños muy inteligentes generalmente no se acoplan a los juegos rutinarios de la mayoría, en muchos casos prefieren jugar solos por la simple razón que a otros no les interesa compartir esas actividades con ellos. Otra alternativa frecuente es que muchos docentes ven como "preocupante" (es una paradoja de nuestro actual nivel educativo respecto al tema) que muchos de éstos niños prefieran ira a una biblioteca a leer y obviamente estar solos. Ya son vistos como distintos, y ésto muchas veces lleva a catalogarlos como "raros o diferentes". Hoy día, por suerte, de hecho lo son.

Una solución es crear una visión mas amplia de los profesionales de la educación para aceptar las diferencias sin rotular y menos "diagnosticar" libremente patologías inexistentes.

La discriminación escolar

Es otra forma de violencia escolar. Esta actitud está incorporada en la sociedad y es institucionalizada por los sistemas de enseñanza, que busca una homogeneidad escolar, desconociendo la diversidad. Las motivaciones pueden ser de diversa índole, pero siempre están ligadas con la intolerancia por las diferencias.
La discriminación escolar tiene diversos motivos, pueden ser religiosos, sociales, culturales, raciales, físicos, o de preferencias sexuales. Los niños muy inteligentes, tanto por sus gustos particulares como por sus conocimientos avanzados, muchas veces son rechazados por el entorno, tanto por sus pares como por docentes. Se considera que un niño discapacitado merece toda la ayuda, pero uno muy inteligente, que habitualmente posee mas información que el resto y desea mostrarla,se aburre en clase etc. es marginado. La excusa habitual es que se las puede " arreglar solo". Esta es una forma de discriminación que recién ahora va tomando cuerpo y comienza a ser contemplada.