Doctor Carlos Allende

Primer centro argentino para niños muy inteligentes y sus padres

(5411) 4823-4182 o (15) 5730-7629

Impulsividad y relación con la inteligencia

Dr. Carlos Allende

La impulsividad en los niños hiperactivos se expresa en la tendencia de responder antes de que terminen de formularle una pregunta, no poder esperar su turno para hablar o actuar e interrumpir o molestar a los otros niños. Los niños hiperactivos no escuchan cuando se les habla, interrumpen y les cuesta atender en el colegio. Como consecuencia de estos comportamientos, los menores hiperactivos son reprendidos y castigados con mucha frecuencia, sufren altas tasas de fracaso escolar y muchas veces son rechazados por sus compañeros. Todo ello atenta contra su autoestima.

Es nuestra obligación hacer un diagnóstico diferencial para poder discriminar cuándo la hiperactividad responde a patologías emocionales y cuándo a la alta inteligencia. El niño muy inteligente generalmente es ávido de conocimientos y de información, y muchas veces se sobrecarga de ella, abarcando muchas temáticas simultáneamente. Deberemos estar atentos a cada caso en particular, patológico o producto NORMAL de la alta inteligencia.

En general, los niños que cumplen con las exigencias sin cuestionamientos, aquellos atildados , prolijos y obedientes, NO son los mas inteligentes, simplemente son ordenados y metódicos. Los niños muy inteligentes son mas bien desordenados, anárquicos, cuestionadores, creadores de mecanismos originales de resolución, ávidos de conocimientos y en definitiva diferentes. Muchas veces los educadores confunden al niño aplicado con el inteligente. En realidad podemos decir que el "correcto" no trae conflictos y se adecúa a lo impartido. Así, el cuestionador pasa a ser un "outsider" y es marginado. Esta diferencia hay que tenerla en cuenta y es necesario que los padres no se confundan ante esta instancia.