Primer centro argentino para niños
muy inteligentes y sus padres

Carlos Allende

Doctor Carlos Allende

(5411) 4823-4182 o (15) 5730-7629

Los niños inteligentes y las matemáticas

Dr. Carlos Allende

La adquisición de la información en niños muy inteligentes

El desarrollo de las funciones ejecutivas durante la infancia y la adolescencia implica el desarrollo de una serie de capacidades cognitivas que han de permitir al niño: mantener información, manipularla y actuar en función de ésta; autorregular su conducta,logrando actuar de forma reflexiva y no impulsiva; y adaptar su comportamiento a los cambios que pueden producirse en el entorno. Durante los primeros años de vida, nuestra conducta está a merced de estímulos ambientales accidentales. En lugar de actuar, reaccionamos.
Sin embargo, en edades tempranas ya es posible observar en el niño inteligente conductas que sugieren que algunas de las capacidades cognitivas que integran las funciones ejecutivas han iniciado su desarrollo, si bien a esta prematura edad el control ejecutivo es aún muy frágil y precario. El niño superdotado posee constitucionalmente un desarrollo temprano de éstas funciones. Su nivel de percepción del mundo adquiere relevancia aproximadamente 2 años antes que el común.

Las matemáticas en la infancia

Las matemáticas contribuye a desarrollar un pensamiento metódico y ordenado, a estimular el razonamiento lógico, permite adquirir las bases de los conocimientos teóricos y prácticos que faciliten una convivencia armoniosa, y proporciona herramientas que aseguran el logro de una mayor calidad de vida, facilita el aprendizaje de palabras y símbolos usados para comunicar ideas de número, espacio, formas, patrones y problemas de la vida cotidiana. Lo más importante es que el niño tenga la oportunidad de manipular los objetos, desarrollando así su pensamiento matemático y su creatividad, que reflexione sobre su propio proceso de pensamiento a fin de mejorarlo, que adquiera confianza en sí mismo, que se divierta con su propia actividad mental. Los niños muy inteligentes adquieren rápidamente éste tipo de pensamiento a partir de la manipulación de los objetos, y rápidamente desarrollan la abstracción.

El período operacional en la infancia:

Consideremos que el niño de inteligencia media comienza a organizar sus etapas operacionales relativas al intelecto a partir de los siete años aproximadamente. 
Los niños en esta etapa comienzan a organizar y a articular sus pensamientos de una forma lógica. Ahora pueden empezar a hacer mil cosas al mismo tiempo dentro de ciertos límites. La resolución de problemas concretos como matemáticas básicas que impliquen suma, resta, multiplicación y división se empiezan a desarrollar bien en esta fase. consideremos que el "desequilibrio" de este modelo está dado por niños muy inteligentes. Ellos comienzan ésta etapa unos dos años antes. Nos encontramos con niños que manejan amplio vocabulario y resuelven operaciones complejas ya en etapa de jardín de infantes. Aquí choca "lo esperado" con aquello que sale de la norma. Los maestros y papás deberán estar atentos a ésta característica pensando en articular estos conocimientos con actividades para niños de mayor edad cronológica, dado que los propios niños requerirán materiales acordes. Es inconducente pretender que ellos se "adapten" a las consignas estandard, ya que esto trae aparejado el aburrimiento, problemas conductales, y en algunos casos hasta depresión.